ROVANIEMI 150. Fat bike a la europea

ROVANIEMI 150

El Norte depara aventuras y experiencias, y más si pedaleamos en invierno. En versión competitiva, la única en Europa, la Rovaniemi 150 ha surgido a imagen de las grandes pruebas estadounidenses. 150 km en fat bike y en autosuficiencia. Hablamos con su impulsor, el catalán Àlex Simón.

Tuve el gusto de conocer a Àlex Simón hace un año, cuando llegamos a Rovaniemi para emprender un corto viaje invernal en bicicleta (podéis leer las crónicas aquí y aquí). Àlex Simón es un entusiasta, un resistente y una persona de aquellas que acumula la experiencia de haberse hecho a ella misma a base de esfuerzo. Después de años trabajando como guía polar en la Antártida, prosigue su camino en Finlandia. Su base, Rovaniemi; su terreno de juego, Laponia. Un anfitrión incomparable para todo aquel que se presenta sobre dos ruedas.

¿Cómo surgió la idea de la Rovaniemi 150?
Después de participar a la Iditarod Trail Invitational (en bici), me di cuenta que, una vez superado el McKinley Range, los paisajes de Alaska y Finlandia no son tan diferentes. Y de repente, se me ocurrió organizar la Rovaniemi150.

ROVANIEMI 150Es la primera y -diría- única carrera en Europa de estas características.
Sí. De momento no hay ninguna otra.

Por el listado de inscripciones, veo que se trata de una carrera internacional. ¿De cuántas nacionalidades habéis tenido corredores este año?
De doce. Finlandia, Suecia, Alemania, Chequia, Italia, Suiza, Inglaterra, España, Estados Unidos, Canadá, Holanda y Francia.

Una de las características de la Rovaniemi 150 es la autosuficència. ¿Por qué?
La Rovaniemi150, adaptada a las leyes y normativa finlandesa, adopta la filosofía de las carreras que se organizan en los Estados Unidos (Susitna100, Arrowhead135, etc.), y es a su vez puntuable para la Iditarod Trail Invitational, la prueba reina. Siguiendo el estilo de estas carreras, la Rovaniemi150 no podía ser menos. Los participantes tienen que saber preparar y administrarse sus provisiones, y organizar su propia logística según sus necesidades y preferencias.

Supongo que con las dificultades de la nieve y el clima se crea una atmósfera de colaboración entre los participantes…
En general sí, a pesar de que los que buscan el triunfo van más a su rollo. La organización controla a los participantes, de forma que si alguien tiene problemas puede ser evacuado con relativa rapidez.

Para la carrera, ¿encontráis apoyo por parte del gobierno local, el Ayuntamiento de Rovaniemi, o regional? Las instituciones públicas creen en vosotros?
Sí, pero poco. Las instituciones públicas lo ven con buenos ojos, pero a la hora de hablar parece que tienen otras prioridades. Personalmente, pienso que es cuestión de tiempo que se decidan a darnos un empujón como es debido.

¿Cuáles son vuestros patrocinadores?
Este año hemos tenido como espònsors la marca 9:zero:7, una de las punteras en bicicletas fat bike con sede en Alaska, y a Tubular Multifuncional, una joven empresa catalana dedicada a la fabricación de las llamadas “bragas de cuello”.
También hemos tenido unos cuantos colaboradores a nivel local que han ayudado con pequeñas aportaciones materiales, muy importantes y necesarias para nosotros.

Las fat bikes están arraigando con fuerza en los Estados Unidos. En cambio, en Europa y sobre todo en el Norte, como Finlandia, esta bicicleta no acaba de entrar. ¿Como ves este panorama? ¿Por qué crees que todavía no goza de la aceptación que podría tener?
Es difícil para mí entender esta situación. Quizás la respuesta la tendría un sociólogo, puesto que para mí es un misterio.
Cuando menos, estoy convencido que con el tiempo estas bicicletas engancharán, puesto que aquí, en Finlandia, tenemos un paraíso para este tipo de bici. Ofrece el marco perfecto para esta actividad. Quizás unos de los motivos que hace que los forofos de la bicicleta no se dediquen es que mantienen el “chip” del esquí en invierno y la bici en verano.

Gracias, Àlex y mucha suerte!

www.rovaniemi150.com

Deja un comentario